Monografía de Sabal

 

Castellano: Sabal

Nombres botánicos: Prunus africana, Sabal serrulata, Sabal texana, Serenoa repens, Serenoa serrulata

Français: Palmier de lŽAmerique du Nord, Sabal

Deutsch: Sabalfrüchte, Zwegpalme

Sabal serrulata

Parte utilizada
Los frutos.

Principales constituyentes
El fruto de sabal se utiliza generalmente para obtener un extracto lipídico. Los principales grupos de constituyentes presentes en dicho extracto son ácidos grasos libres y sus correspondientes ésteres de etilo, triglicéridos, alcoholes grasos, fitosteroles (beta-sitosterol) y algunos triterpenos.
Entre los ácidos grasos (de C6 hasta C18), predominan los ácidos oleico, láurico, mirístico, linoleico y linolénico. Los ácidos palmítico, caproico, caprílico y cáprico están presentes en pequeñas cantidades. El aceite posee un característico aroma debido a la presencia de ésteres de etilo de ácidos grasos, encontrándose en mayor proporción el laureato de etilo. Se han aislado dos monoacilglicéridos: 1-monolaurina y 1-monomiristina.
El fruto, además de su riqueza en lípidos, posee otros constituyentes como aminoácidos, flavonoides, carotenos, resina, taninos, aceite esencial y carbohidratos. Entre éstos últimos se encuentran un 28% de azúcar invertido, manitol, fécula y polisacáridos de elevado peso molecular (hasta 500.000 y mayores) con galactosa, arabinosa y ácido urónico.

Acción farmacológica
La importancia terapéutica del fruto de sabal reside en la utilización del extracto lipoesterólico en el tratamiento de la hiperplasia benigna de próstata. A ello contribuyen las acciones del extracto que se comentan a continuación.

1. Acción antiandrogénica:
El extracto inhibe los dos isoenzimas de la 5-alfa-reductasa (enzima que permite la conversión de la testosterona en dihidrotestosterona, un andrógeno activo en la proliferación de las células prostáticas), tanto en el epitelio como en el estroma de la próstata, de forma dosis-dependiente y no competitiva. Esta inhibición es debida principalmente a la fracción saponificable (ácidos láurico, linoleico y mirístico). La fracción insaponificable, compuesta mayoritariamente por fitosteroles, muestra una leve inhibición de la 5-alfa-reductasa. Reduce la unión de la testosterona y de la dihidrotestosterona a los tejidos. Interfiere de forma competitiva en la unión de la dihidrotestosterona a los receptores androgénicos del citoplasma de las células prostáticas. Esta acción es menos potente en los receptores nucleares que en los citosólicos. Por otro lado, en la comparación antes y después del tratamiento con el extracto lipídico no se detectan cambios plasmáticos en los niveles hormonales de testosterona, hormona folículo estimulante y hormona luteinizante.

2. Acción antiinflamatoria.
El extracto posee un efecto inhibidor dual de las dos vías del metabolismo del ácido araquidónico (vía de la ciclooxigenas y vía de la 5-lipooxigenasa). Esta acción parece no estar relacionada con la inhibición de la fosfolipasa A2. La fracción lipídica ácida del extracto inhibe las vías de la ciclooxigenasa y 5-lipooxigenasa con la misma intensidad que el extracto inicial. Mientras que las fracciones de alcoholes grasos y de esteroles, así como el beta-sitosterol, no muestran efecto inhibitorio en ninguna de las dos vías. Además, el extracto posee una acción antiedematosa, en modelos experimentales in vivo, actuando sobre la fase vascular de la inflamación (inhibición de la histamina).

3. Acción espasmolítica
Las acciones anteriores son responsables de la eficacia del fruto de sabal para el tratamiento de la sintomatología de la hiperplasia prostática. Sin embargo, aunque la acción antiandrogénica y la actividad antiinflamatoria pudieran producir una disminución en el tamaño de la próstata, este efecto no se observa tras el tratamiento con esta droga. Así pues, la mejora de la sintomatología, sin una reducción significativa del volumen prostático, sugiere una acción sobre la musculatura lisa de la próstata, disminuyendo su tono. El fruto de sabal produce un efecto espamolítico en el útero de rata, vejiga urinaria y aorta. Esta acción podría estar relacionada con la inhibición de la entrada de calcio a la célula y con la inhibición de la calmodulina, pero estas dos acciones no son suficientes para explicar la actividad espasmolítica. De hecho, se produce también una activación en el intercambio Na+/Ca2+, una distorsión de la movilización intracelular de calcio, probablemente mediada por cAMP, y una inducción de la síntesis proteica de componentes importantes para la actividad espasmolítica. Además, el fruto de sabal reduce la actividad basal de los canales de K+ y de la proteincinasa C (PKC) en células de ovario de hámster. Un pretratamiento de estas células con el extracto de fruto de sabal suprime el efecto de la prolactina sobre la conductancia de Ca2+ y K+, y sobre la PKC. Así, el extracto puede bloquear el crecimiento prostático inducido por la prolactina e inhibir algunos pasos en las señales de transducción del receptor de prolactina.

4. Acción antiproliferativa
Estudios sobre diferentes líneas de células urológicas cancerígenas humanas, demuestran que el extracto del fruto de sabal inhibe las proteasas necesarias para la invasión de células tumorales. El extracto hexánico inhibe el factor básico de crecimiento de los fibroblastos (bFGF) sin afectar la proliferación celular basal. Este extracto también modula la proliferación de células prostáticas andrógeno dependientes. Se ha observado una acción citotóxica de los compuestos 1-monolaurina y 1-monomiristina sobre células prostáticas humanas.

Indicaciones / recomendaciones
La Agencia Europea del Medicamento (EMA) aprueba su uso:
– Bien establecido: para el tratamiento de la hiperplasia benigna de próstata.
– Uso tradicional: para el alivio de los trastornos del tracto urinario inferior relacionados con la hiperplasia benigna de próstata, tras haber sido descartada la existencia de otra patología.
En ambos casos se puede utilizar en tratamientos prolongados (bajo supervisión médica).

Se ha utilizado tradicionalmente para el tratamiento del adenoma benigno de próstata y manisfestaciones urinarias asociadas (sin producirse cambios en los niveles plasmáticos hormonales de testosterona, hormona folículo estimulante y hormona luteinizante), metástasis de cáncer en próstata y prostatitis no infecciosas. Tratamiento de problemas ginecológicos causados por una excesiva estimulación androgénica (hirsutismo, virilismo) debido a la disminución de la unión de la testosterona y de la dihidrotestosterona a los tejidos. También se puede utilizar en el tratamiento de enfermedades relacionadas con la acción de la prolactina. La eficacia de los preparados de los frutos de sabal en el tratamiento sintomático de la hiperplasia benigna de próstata, ha sido demostrada en diversos ensayos clínicos. Los resultados muestran que el extracto lipoesterólico del fruto de sabal presenta una eficacia equivalente a la finasterida y es mejor tolerado que ésta. Además, al asociarse el acetato de ciproterona (antiandrógeno esteroídico) con el extracto lipoesterólico del fruto de sabal se obtiene una mayor disminución del volumen prostático que cuando se utilizan las respectivas monoterapias.

Posología / modo de empleo
Posología aprobada por la EMA
– Uso bien establecido: 160 mg, dos veces al día, de un extracto exánico (7-11:1) conteniendo 97% de ácidos grasos (libres o estrificados) y 3% de insaponificable.
– Uso tradicional: 300 mg, una vez al día de un extracto (7,5-14,3:1, solvente etanol 90-96%).

Comisión E
1-2 g/día de droga o 320 mg/día de extracto obtenido con solventes lipólifos (hexano o etanol 90% v/v), o la cantidad equivalente de otras preparaciones.
Los tratamientos deberán hacerse a lo largo de dos meses, con períodos de descanso de dos semanas. Se recomienda no tomarlo en ayunas.

Contraindicaciones
Hipersensibilidad a la droga.

Efectos secundarios
Los efectos secundarios de los preparados de frutos de sabal no son importantes. Se ha descrito la aparición de trastornos gastrointestinales leves, como náuseas o dolor abdominal (frecuencia desconocida). Muy raramente se han descrito casos de hepatitis aguda, edema y urticaria, ginecomastia reversible. También la aparición del síndrome del iris flácido intraoperatorio durante la extracción de cataratas (frecuencia desconocida).

Precauciones
En algún caso se ha sospechado de una posible interacción con warfarina. Se han descrito aumentos en el INR.

 

Fuente. fitoterapia.net