Monografía de Kava

 

Castellano: Cava, Cava-Cava, Kava, Kava-kava

Nombres botánicos: Piper methysticum

kava

Parte utilizada
Rizoma seco desprovisto de raíces (Piperis methystici rhizoma).

Principales constituyentes
Los componentes característicos son estiril-lactonas conocidas como kavapironas (α-pironas), siendo los componentes mayoritarios (+)-kavaína, (+)-metisticina, yangonina y sus derivados. Otros componentes son chalconas, cinamatos, esteroles y trazas de alcaloides pirrolidínicos. El contenido en resina (3-20%) y su composición varía según la parte utilizada (rizoma o raíces laterales) y el quimiotipo.

Acción farmacológica
El rizoma de kava es ansiolítico, hipnótico y miorrelajante. Tiene propiedades espasmolíticas y anticonvulsivantes (relajante muscular de acción central).
Se han realizado diferentes estudios con extractos y principios aislados (kavalactonas) y se ha demostrado que los efectos depresores del sistema nervioso central están relacionados con la interacción con los receptores GABAA (incremento de número de receptores y de la afinidad), favorece la recaptación de monoaminas (noradrenalina y serotonina) y modula la actividad del receptor 5-HT1A.
Los ensayos en animal de experimentación han demostrado propiedades similares a las de los fármacos estándar (benzodiacepinas), mientras que los ensayos clínicos demuestran un efecto superior y diferenciado de placebo y unos resultados equivalentes a algunos ansiolíticos de referencia.
Las kavapironas inhiben el CYP (citocromo P450), reducen los niveles de glutatión y el contenido de otras enzimas necesarias para metabolizar kavalactonas e inhiben la actividad ciclooxigenasa. Esta propiedad puede justificar sus propiedades analgésicas. El uso concomitante con alcohol, fármacos hepatotóxicos o individuos con insuficiencia genética de CYP incrementa estos efectos.
El futuro del empleo de kava no está claro. La relación riesgo beneficio recomiendan su empleo, ya que es altamente favorable debido a su clara eficacia y el bajo riesgo, sin embargo es necesario restringirlo al uso farmacológico-terapéutico, eliminándolo como OTC (uso solo por prescripción facultativa), utilizar siempre preparaciones estandarizadas de extractos acuosos (dosis diaria de 280 mg de kavalactonas) y evitar el uso conjunto con alcohol.

Indicaciones / recomendaciones
Las indicaciones aprobadas por la Comisión E son ansiedad, insomnio y nerviosismo.

Posología / modo de empleo
La Comisión E recomienda administrar droga seca o extractos con la dosis equivalente a 60-120 mg/día de kavapironas en administración oral. La ESCOP aconseja 1 mes de tratamiento y como máximo 2 meses. Se recomienda el empleo de extractos o polvos estandarizados. Para ancianos se empleará la misma dosis. Para niños no se ha establecido dosificación.

Nota de la editorial: actualmente sigue vigente la nota informativa de la Agencia Española del Medicamento que obligaba a la retirada de productos que contuvieran kava.

Contraindicaciones
No utilizar durante embarazo y lactancia, o en niños. Tampoco se recomienda en caso de depresión endógena, psicosis, enfermedades hepáticas y abuso de alcohol.

Efectos secundarios
Aunque poco frecuentes, se han descrito reacciones alérgicas y malestares gástricos. También puede observarse cansancio matinal en el inicio del tratamiento. Pueden afectarse los reflejos y reacciones por lo que hay que tener precaución al conducir o manejar maquinaria peligrosa.
Entre los consumidores habituales de kava aparecen frecuentemente erupciones cutáneas, exageración del reflejo patelar, delgadez, reducción de los niveles de proteínas plasmáticas, urea y bilirrubina, trombocitopenia, hipertensión arterial y dermopatía, caracterizada por sequedad de piel y aparición de escamas (especialmente en las palmas y las plantas).

Precauciones
El kava debe ser de uso exclusivo por prescripción y bajo control médico. La automedicación o su uso como alucinógeno pueden producir síntomas de intoxicación similares a los producidos por los barbitúricos.
El efecto indeseable más grave es la hepatotoxicidad. La comunicación de diferentes casos de fallo hepático fulminante (alguno de los cuales ha requerido trasplante hepático) relacionados con la administración de kava ha hecho que la Unión Europea establezca su retirada del mercado. La aparición de fatiga inusual, pérdida de apetito y peso, decoloración de la conjuntiva o de la piel, orina oscura o decoloración de las heces pueden ser síntomas de daño hepático. En estos casos se debe suspender la medicación inmediatamente y acudir al médico.

Interacciones: ninguna confirmada. Las notificaciones de interacción con benzodiazepinas son inconsistentes.

 

Fuente. fitoterapia.net