Monografía de Equinácea

 

Castellano: Equinácea

Nombres botánicos: Echinacea angustofolia, Echinacea pallida, Echincea purpurea, Rudbekia purpurea, Brauneria angustifolia

Català: Equinàcia

Euskara: Ekinazea

Português: Equinácea

Français: Echinacea

English: Black sampson, Coneflower, Echinacea

Italiano: Echinacea

Deutsch: Echinacea, Sonnenhut

Echinacea

Parte utilizada
Principalmente se emplean:

– Equinácea purpúrea (Echinacea purpurea (L.) Moench), raíz (Echinaceae purpureae radix) y parte aérea florida (Echinaceae purpureae herba), desecadas, enteras o troceadas.
– Equinácea pálida (E. pallida (Nutt.) Nutt.), raíz desecada, entera o troceada (Echinaceae pallidae radix).
– Equinácea de hoja estrecha (Echinacea angustifolia D.C.), raíz desecada, entera o troceada (Echinaceae angustifoliae radix).

En ocasiones también se utiliza la parte aérea de E. pallida (Echinaceae pallidae herba) y la parte aérea de E. angustifolia (Echinaceae angustifoliae herba).

Principales contribuyentes
1.- E. purpurea:

– Raíz: Derivados del ácido cafeico, tales como: ácido achicórico (ácido 2,3-O-dicafeil-tartárico) (0,5-2,4%) y ácido caftárico (ácido 2-O-cafeil-tartárico) (0,2-0,8%). Alquilamidas (0,5-0,7%), principalmente isobutilamidas del ácido dodeca-2E,4E,8Z,10E/Z-tetraenoico. Polisacáridos y glicoproteínas. Derivados poliacetilénicos. Aceite esencial (≤ 0,1%).
Según la Farmacopea Europea, la suma del contenido en ácido caftárico y ácido achicórico debe ser como mínimo del 0,5%, referido a droga desecada.
– Parte aérea: Alquilamidas, entre las cuales las mayoritarias son isobutilamidas del ácido dodeca-2E,4E,8Z,10E/Z-tetraenoico (0,02-0,53%). Derivados del ácido cafeico, principalmente ácido achicórico (0,5-4,9%), ácido 2-O-feruloil-tartárico y ácido 2-O-cafeil-3-O-cumaroil-tartárico. Polisacáridos, tales como PS I (4-O-metil-glucuronoarabinoxilano) y PS II (arabinoramnogalactano acídico), un xiloglucano y un polisacárido péctico, entre otros. Otros constituyentes de menor importancia son: flavonoides, aceite esencial, poliacetilenos y p-hidroxicinamato de metilo.
Según la Farmacopea Europea, la suma del contenido en ácido caftárico y ácido achicórico debe ser como mínimo del 0,1%, referido a droga desecada.

2.- Raíz de E. pallida:
Derivados del ácido cafeico, especialmente equinacósido (0,5-1,6%). Aceite esencial (0,2-2,0%), cuyo componente mayoritario es el pentadeca-1,8Z-dieno (40%), y poliacetilenos tales como: pentadeca-8Z-en-2-ona, pentadeca-8Z,11Z-dien-2-ona, pentadeca-8Z,13Z-dien-11-in-2-ona y tetradeca-8Z-en-11,13-diin-2-ona. 8-hidroxicetoalqueninos, producidos por oxidación de alquilcetonas insaturadas durante el almacenamiento de la droga desecada. Alquilamidas (0,001%). Polisacáridos y glicoproteínas.
Según Farmacopea Europea, el contenido en equinacósido debe ser como mínimo del 0,2%, referido a droga desecada.

3.- Raíz de E. angustifolia:
Derivados del ácido cafeico, especialmente equinacósido (1,0-1,4%), cinarina (0,12-0,14%) y ácido clorogénico. Alquilamidas (0,01-0,5%), especialmente isobutilamidas del ácido dodeca-2E,4E,8Z,10E/Z-tetraenoico junto a isobutilamidas de los ácidos undeca-2E/Z-eno-8,10-diinoico y dodeca-2E-eno-8,10-diinoico. Polisacáridos y glicoproteínas. Aceite esencial (≤ 0,1%).
El contenido en equinacósido debe ser ≥ 0,5%, referido a droga desecada, según Farmacopea Europea.

Acción farmacológica

Tanto en experimentos realizados con animales como en humanos, los preparados de equinácea administrados por vía oral o parenteral actúan sobre el sistema inmunitario produciendo diversos efectos: estimulación de la fagocitosis, inducción de la producción de citoquinas, estimulación de la proliferación linfocitaria, inhibición de la síntesis de prostaglandinas y leucotrienos, e inhibición de la hialuronidasa, entre otros. Estos efectos son el resultado de la combinación de la actividad de varios constituyentes, especialmente, polisacáridos y glicoproteínas, alquilamidas y ácido achicórico.
En particular, el mecanismo de acción de las alquilamidas ha sido estudiado en diferentes modelos tanto in vivo como in vitro, evidenciando una potente actividad inmunomoduladora y antiinflamatoria mediada en parte por una activación del receptor cannabinoide CB2. La actividad inmunomoduladora de las alquilamidas es más intensa a nivel de pulmones que de bazo, siendo capaces de estimular la actividad de los macrófagos alveolares en ratas sanas a una dosis aproximada de 12 mg/kg/día por vía oral.
Por otra parte, el extracto etanólico estandarizado de parte aérea y raíz de E. purpurea ha demostrado capacidad para inhibir la inducción viral de diferentes citoquinas en una línea de células epiteliales bronquiales humanas. Los virus ensayados fueron rinovirus 1A y 14, virus influenza, virus respiratorio sincitial, adenovirus tipos 3 y 11 y virus herpes simple tipo 1. Además, el extracto muestra una potente actividad virucida frente a los virus con membranas. Todo ello sustenta el empleo de los preparados de equinácea para reducir los síntomas de resfriados y gripes, y posiblemente de otras afecciones respiratorias, inhibiendo el crecimiento de virus y la secreción de citoquinas proinflamatorias.
Algunos extractos poseen también actividad cicatrizante de heridas, antioxidante, antibacteriana y antifúngica.

Indicaciones / recomendaciones
1.- Aprobadas por ESCOP:

ESCOP recomienda el empleo por vía interna de los preparados de parte aérea y raíz de E. purpurea, raíz de E. pallida y raíz de E. angustifolia como coadyuvantes en el tratamiento y profilaxis de infecciones recurrentes del tracto respiratorio superior (resfriado común). Además, en el caso de parte aérea de E. purpurea, también en infecciones del tracto urogenital, y por vía tópica como coadyuvantes en el tratamiento de heridas superficiales.

2.- Aceptadas por la Agencia Europea del Medicamento (EMA)
La EMA acepta el uso bien establecido de preparados sólidos o líquidos de administración oral de la parte aérea de E. purpurea en la prevención y tratamiento del resfriado común. Y el uso tradicional de:
– preparados semisólidos o líquidos de uso tópico de la parte aérea de E. purpurea en el tratamiento de heridas superficiales.
– preparados sólidos de administración oral de la raíz de E. purpurea como tratamiento de soporte en el resfriado común.
– preparados sólidos o líquidos de administración oral de la raíz de E. pallida como tratamiento de soporte del resfriado común.
– la droga en infusión o preparados sólidos de administración oral de raíz de E. angustifolia, como tratamiento de apoyo en el resfriado común.

Existen varios estudios clínicos que demuestran la eficacia de los preparados de equinácea especialmente en la prevención y tratamiento de enfermedades infecciosas de orígen vírico (principalmente, resfriado común y gripe), con la ventaja adicional de su excelente tolerancia. En particular, un meta-análisis que evalúa el efecto de los preparados de equinácea sobre la incidencia y duración del resfriado común evidencia una disminución significativa de ambos parámetros.

Posología / modo de empleo

1. Recomendaciones de ESCOP
– Parte aérea de E. purpurea:

Uso interno:
– Dosis diaria adultos: 6-9 mL de zumo obtenido por expresión de la droga fresca u otros preparados a dosis equivalentes. El primer día de tratamiento puede ser conveniente tomar 2-3 veces la dosis anterior dividida en, al menos, 3 administraciones.
– Niños: Dosis proporcionales a las de adultos, según edad y peso.
– Uso externo: Preparados semi-sólidos con un mínimo de 15% de zumo obtenido por expresión.

– Raíz de E. purpurea:
– Dosis diaria adultos: 3 x 60 gotas de tintura (1:5, etanol 55% V/V), equivalente a 3 x 300 mg de droga.
– Niños: Dosis proporcionales a la de adultos, según edad y peso.

– Raíz de E. pallida:
– Dosis diaria adultos: Extracto hidroetanólico correspondiente a 900 mg de droga; o preparados equivalentes.
– Niños: Dosis proporcionales a la de adultos, según edad y peso.

– Raíz de E. angustifolia:
– Dosis diaria adultos: 3 x 1 ml de extracto EtOH 30% v/v (1:11), 3 x 60 gotas de tintura EtOH 55% v/v (1:5); o preparados equivalentes.
– Niños: Dosis proporcionales a la de adultos, según edad y peso.

Según ESCOP los tratamientos no deben prolongarse más de 8 semanas.

2. Recomendaciones de la EMA:
– Parte aérea de E. purpurea:

Adolescentes mayores de 12 años, adultos y ancianos:
– Uso bien establecido: 6-9 mL de jugo obtenido por expresión o dosis equivalente de jugo desecado, repartido en 3-4 dosis, por vía oral. El tratamiento debería iniciarse con los primeros síntomas de resfriado, y no debería prolongarse más de 10 días.
– Uso tradicional: Preparados semisólidos o líquidos con 10-20% de jugo obtenido por expresión o dosis equivalente de jugo desecado. Aplicar una pequeña cantidad sobre el área afectada 2-3 veces al día. No utilizar más de 1 semana.
La EMA considera que no existe suficiente documentación para recomendar el empleo de preparados de parte aérea de E. purpurea en niños menores de 12 años. En menores de 1 año están contraindicados.

– Raíz de E. purpurea:
Adolescentes mayores de 12 años, adultos y ancianos (uso tradicional): 1 comprimido masticable con 40 mg de extracto seco (5.5-7.5:1) obtenido con EtOH 45% v/v cada 2 horas, hasta un máximo de 9 comprimidos al día. El tratamiento debería iniciarse con los primeros síntomas de resfriado, y no debería prolongarse más de 10 días.
La EMA considera que no existe suficiente documentación para recomendar el empleo de preparados de parte aérea de E. purpurea en niños menores de 12 años.

– Raíz de E. pallida:
Adolescentes mayores de 12 años, adultos y ancianos (uso tradicional):
– 1 comprimido con 30 mg de extracto seco (4-8:1) obtenido con EtOH 50% v/v, 3 veces al día.
– 2 comprimidos con 12 mg de extracto seco (4-8:1) obtenido con EtOH 50% v/v, 4 veces al día.
– 25 gotas de tintura (1:5) obtenida con EtOH 50% v/v, 5 veces al día.
El tratamiento debería iniciarse con los primeros síntomas de resfriado, y no debería prolongarse más de 10 días.
La EMA considera contraindicado el empleo de preparados de raíz de E. pallida en niños menores de 12 años.

– Raíz de E. angustifolia:
Adolescentes mayores de 12 años, adultos y ancianos (uso tradicional):
– 1 g de droga en decocción en 150 ml de agua, 3 veces al día.
– 250-500 mg de droga pulverizada, hasta 3 veces al día.
El tratamiento debería iniciarse con los primeros síntomas de resfriado, y no debería prolongarse más de 10 días.
La EMA considera que no existe suficiente documentación para recomendar el empleo de preparados de raíz de E. angustifolia en niños menores de 12 años.

Contraindicaciones
Hipersensibilidad conocida a plantas de la familia Compuestas o a los principios activos.
Debido a su efecto inmunoestimulante, la equinácea no debe de ser usada en casos de enfermedades autoinmunes, inmunodeficiencias, tratamientos inmunosupresores y afecciones que cursen con aumento de leucocitos estos casos, es necesario que el médico evalúe la conveniencia de su administración y supervise el tratamiento.
En caso de propensión a las alergias, no se recomienda el uso por vía parenteral.
Los pacientes atópicos deberían consultar al médico antes de iniciar un tratamiento con preparados de equinácea debido al riesgo de reacciones anafilácticas.

Efectos secundarios
Por vía parenteral, dependiendo de la dosis, los preparados de equinácea pueden ocasionar reacciones febriles de corta duración, náuseas y vómitos. Por vía oral no se han descrito efectos secundarios. Muy raramente, en individuos sensibles, por vía tópica pueden aparecer reacciones alérgicas.
En tratamientos superiores a las 8 semanas puede aparecer leucopenia.

Precauciones
Aunque diversos autores recomiendan que los tratamientos profilácticos no se prolonguen más de 8 semanas, hay estudios clínicos que avalan la seguridad de su uso durante periodos de 4 meses.

Interacciones: No se han descrito en estudios clínicos. Se han observado efectos suaves, in vitro, sobre el las enzimas CYP1A2 y CYP3A4 del citocromo P450

 

Fuente. Fitoterapia.net