Monografía de Caléndula

 

Caléndula officinalis L.

Sinónimos: Reinita, Mercadela, Capetuda, Flor de muerto, Maravilla.

Nombre botánico: Caléndula officinalis

Portugués: Maravilhas, Caléndula

Francés: Souci des jardins

English: Caléndula, Pop-Marigold, Holligold, Garden Marigold, Goldbloom, Femineli

Italiano: Cappuccia del campi

Deutsch:Ringelblume

calendula

Descripción
Planta anual o vivaz de hasta 70 cm de altura. Tallos erguidos o semirrastreros, herbáceos, pubescentes, mas o menos ramificados. Hojas sésiles, algo abrazadoras, oblongas espatuladas, de borde ondulado, pubescentes, con los pelos glandulosos. Flores unisexuales dispuestas en capítulos solitarios o formando grupos reducidos en los extremos de las ramas; involucro hemisférico; receptáculo plano; flores periféricas femeninas, liguladas, amarillas o anaranjadas, muy numerosas en algunas variedades; flores centrales masculinas, tubulares, amarillas, de color café o morado. Los frutos son aquenios pubescentes, encorvados, sin vilano, dispuestos en 3 series.

En ningún lugar del mundo existe caléndula en estado silvestre; si bien se puede encontrar ejemplares silvestrados, son los que han escapado de huertos y jardines. Al decir de los botánicos, es probable que esta especie cultivada proceda de una maravilla originaria de los campos del Sur de Europa y que los científicos llaman Caléndula arvencis. En México es muy frecuente encontrar caléndulas en parques y jardines, en las macetas que adornan patios y ventanas y en los puestos de flores de los mercados. Aunque todo el mundo conoce sus flores, intensamente amarillas o casi anaranjadas, de grandes cualidades ornamentales, pocos saben que con ellas también pueden hacerse una gran variedad de remedios caseros.

La caléndula, que entró a la herbolaria en la Edad Media, ha vuelto a ella después de un largo eclipse. Lo mismo que antaño, hoy se emplea sobretodo para curar heridas mal cicatrizadas, como antiinflamatorio, espasmolítico, antihemorrágico, estíptico, vulnerario y antiséptico. Internamente puede tomarse como infusión para enfermedades estomacales, úlceras gástricas y duodenales, dismenorrea; externamente se emplea como loción o ungüento para cortadas, contusiones, salpullido, inflamación de pezones, quemaduras escaldaduras, etc. Se ha demostrado que el extracto alcohólico tiene actividad antitricomonal in vitro.

Hábitat
Nativa del sur de Europa, fue introducida en América, donde se mantiene en cultivo comercial y doméstico; ocasionalmente escapa del cultivo y se asilvestra; se cultiva como planta medicinal y de ornato en jardines, huertos y macetas.

Parte utilizada
Capítulo floral de Caléndula officinalis L. (Calendulae flos).

Principales constituyentes
La flor de caléndula contiene principalmente flavonoides, saponósidos y alcoholes triterpénicos, carotenoides, polisacáridos, ácidos fenólicos, cumarinas y aceite esencial:
Flavonoides. Heterósidos de isorramnetina y quercetina (incluyendo sus 3-O-glucósidos, 3-O-rutinósidos, 3-O-ramnosil-rutinósidos), además de pequeñas cantidades de isorramnetina y quercetina libres. También contiene patuletina, patulitrina (7-O-glucosil-patuletina), quercetageína y 7-O-glucosil-quercetageína.
Saponósidos triterpénicos (2-10%)- Los que se encuentran en una mayor proporción son 6 saponósidos del ácido oleanólico (calendulósidos A, B, C, D, D2 y F).
Alcoholes triterpénicos: Mezcla compleja de triterpenos pentacíclicos (monoalcoholes, dioles y trioles), derivados del taraxeno, lupeno, oleaneno y urseno. El 10% de los monoalcoholes y el 98% de los dioles están esterificados, principalmente como ácidos palmítico, mirístico y láurico. La mezcla incluye monoésteres de dioles triterpénicos, especialmente de faradiol y arnidol, y triterpenos monoalcoholes libres.
Aceite esencial (0,1-0,4%): mentona, isomentona, y-terpineno, a-muuroleno, cariofileno, pedunculatina, dihidroactinidiólido, carvona, geranilacetona, cariofilenocetona, sesquiterpenos (epicubebol, aloaromadendrol).
Otros constituyentes: carotenoides, polisacáridos (ramnoarabinogalactano y arabinogalactano), ácidos fenólicos, cumarinas, esteroles libres, heterósidos sesquiterpénicos, loliólido (principio amargo) y taninos.
Cabe destacar la ausencia de calendina, lactona citada en la bibliografía, idéntica al loliólido, que es un producto de descomposición de la xantofila.
Según la Farmacopea Europea debe contener no menos de. 0,4% de flavonoides (expresados como hiperósido) respecto a la droga seca.

Acción farmacológica

Acción antiinflamatoria y cicatrizante. In vitro, los glucósidos de isorramnetina, aislados a partir de la acción inhibidora, in vitro y ex vivo de la producción de citosinas.
En estudios in vivo han mostrado actividad antiinflamatoria en diferentes modelos experimentales (en inflamaciones inducidas por carragenina, prostaglandina E1, TPA (forbol 12-miristato 13-acetato) y aceite de crotón), y una acción inhibidora de la infiltración leucocitaria. Los alcoholes triterpénicos inhiben la inflamación tópica inducida por TPA o aceite de crotón en ratón, y tienen una acción citostática frente al carcinoma de Ehrlich y sarcoma 180, en ratón.
Además, se ha comprobado que la actividad de varias preparaciones, obtenidas mediante extracción supercrítica con CO2, presentan una actividad antiinflamatoria proporcional a su contenido en monoésteres de faradiol. Se ha comprobado que los alcoholes triterpénicos más polares poseen mayor actividad que los menos polares.
In vitro, se ha observado que un extracto acuoso de flor de caléndula favorece la cicatrización, mediante la estimulación de la angiogénesis y la inducción de la deposición de hialuronano. Esta acción está probablemente asociada a la presencia de flavonoides, y relacionada con una acción inhibidora de la actividad hialuronidasa. Los carotenoides poseen también un efecto favorable sobre el proceso de epitalización, estimulando la progresión del ciclo celular de los fibroblastos. Además, poseen acción fotoprotectora y antioxidante. La actividad cicatrizante de las preparaciones de flor de caléndula también ha sido demostrada en varias especies animales.
Adicionalmente, la administración oral de un extracto etanólico de flor de caléndula ha demostrado su eficacia en la mejora de quemaduras térmicas inducidas en rata. Indicadores relacionados con la aceleración de la cicatrización (de la matriz extracelular), como el contenido en hidroxiprolina y hexosamina, fueron incrementados significativamente. Además, proteínas de fase aguda como la haptoglobina y orosomucoide (incrementadas debido al daño producido por las quemaduras), disminuyeron significativamente. También aumentaron los mecanismos antioxidantes (aumento de glutación y disminución de la peroxidación lipídica en el hígado, e incremento de la actividad superóxido dismutasa) y disminuyeron la fosfatasa alcalinaza y las alanina y aspartato transaminasas (marcadores de daño tisular). Los análisis histopatológicos confirmaron éste efecto beneficioso del extracto de flor de caléndula en el tratamiento del daño inducido por quemaduras.
Un extracto hidroalcohólico ha mostrado un efecto fotoprotector frente a la radiación UVB, in vivo, mediante un mejora de la síntesis de colágeno en el tejido conectivo subepidérmico y una acción antioxidante.
Las flores de caléndula han demostrado actividad inmunomoduladora. Los polisacáridos de la caléndula estimulan la fagocitosis de células polimorfonucleares humanas in vitro, este efecto también se muestra en ensayos in vivo en ratón. El extracto etanólico de las flores de caléndula estimula la proliferación linfocitaria mitógeno-inducida, a concentraciones entre 0,1 y 10 mg/mL. Sin embargo, a concentraciones mayores se observa un efecto inhibitorio. El extracto acuoso también ha producido un efecto estimulante sobre la proliferación linfocitaria, tanto in vivo como in vitro.
Distintos preparados de flor de caléndula han mostrado actividad antibacteriana (frente a Staphylococcus aureus, Streptocuccus fecalis, Escherichia coli y Pseudomonas aeruginosa, Sarcina lutea, klebsiella pneumoniae), antimicótica (Candida monosa), antiparasitaria (frente a Trichonomas vaginalis) y antiviral (frente al virus de la influenza y virus herpes simple). El extracto diclorometánico de las flores de caléndula causa una inhibición, dosis y tiempo dependiente, de la transcriptasa inversa del HIV-1. La actividad antibacteriana parece estar relacionada con la presencia de terpenos oxigenados y flavonoides.
Los extractos de caléndula tienen también actividad antioxidante (principalmente antiagregante de radicales libres), que se ha relacionado con la presencia de flavonoides.
Además, los polisacáridos poseen un efecto adhesivo (efecto de absorción), concentración dependiente, al tejido epitelial de la mucosa bucofacíngea. Esta acción contribuye al efecto terapéutico en el tratamiento de la inflamación de la mucosa bucofaríngea.

Indicaciones / recomendaciones
La Agencia Europea del Medicamento (EMA) aprueba el uso tradicional de los preparados tópicos de flor de caléndula para el tratamiento sintomático de las inflamaciones leves de la piel, y para la cicatrización de las heridas menores.
Según ESCOP, las flores de caléndula están indicadas en el tratamiento tópico de inflamaciones de la piel y de las mucosas. Coadyuvante en la cicatrización de heridas y tratamiento de contusiones y quemaduras.
La Comisión Europea recoge las siguientes indicaciones:
Uso tópico externo: alteraciones inflamatorias de las mucosas bucofaríngeas.
Uso externo: heridas, incluso aquellas de difícil cicatrización. Ulcus cruris.

Posología / modo de empleo
 Administración tópica en forma de infusión, extracto liquido, tintura o pomada.

Según la EMA, la posología recomendada es:
De la droga: Infusión para aplicación tópica, como gargarismos o compresas (1-2g/150mL).
Para sus preparaciones:
Extracto fluido (1:1, 40-50% etanol): en formas semisólidas, cantidad equivalente a 2-10% de la droga.
Extracto fluido (1:1,8-2,2, 40-50% etanol): en formas semisólidas, cantidad equivalente a 2-5% de la droga.
Tintura (1:5, etanol 70-90%): diluida en hasta tres partes de agua hervida para aplicar en formas de compresa o bien en formas semisólidas, cantidad equivalente a 2-10% de la droga.
Extracto fluido (1:10, extractante aceite vegetal, por ejemplo aceite de oliva): en formas semisólidas, cantidad equivalente a 2-8% de la droga.
Pomada: equivalente a 4-20% de droga.

ESCOP:
Infusión para aplicación tópica: 1-2g/150 mL.
Tintura para uso externo: extracto fluido en alcohol al 40% o tintura 1:5  en alcohol al 90%.
Para el tratamiento de heridas la tintura se aplica como tal. Para compresas, la tintura se diluye al menos 1:3 con agua hervida.
No existe restricción en la duración del tratamiento.

Comisión Europea:
Salvo otra prescripción: 1-2g por cada taza de agua (150 mL), 1-2 cucharaditas (2-4 mL) de tintura por 250-500 mL de agua, o en forma de pomada, con una dosis equivalente a 2-5 g de droga por cada 100 g de pomada.
Se utiliza la droga triturada para la preparación de infusiones, además de otros preparados galénicos para su uso tópico.

Diferentes estudios clínicos han demostrado la eficacia de los preparados de flor de caléndula en la curación de quemaduras de segundo y tercer grado (produce una mejoría de los síntomas de enrojecimiento, inflamación, ampollas, dolor y sensibilidad), cortes, úlceras varicosas (principalmente crónicas, y los trastornos de piel e inflamación asociados, así como en la profilaxis y tratamiento de las llagas), varicosis y tromboflebitis. Otros estudios clínicos han mostrado la efectividad de preparaciones de caléndula en el tratamiento de la dermatitis: producida por la radioterapia y de contacto.

Contraindicaciones
Sensibilidad a especies de la familia de las Asteráceas.

Precauciones
La planta fresca puede producir dermatitis de contacto. No se recomienda su uso durante el embarazo, por haberse descrito acción uterotónica.

 

Fuentes: Fitoterapia.net, Enciclopedia de Medicina Herbolaria y Preparados Botánicos ISBN 970-05-0540-5 Pág.153, Secretos y Virtudes de la Plantas Medicinales ISBN 968-28-0099-4 Pág. 258.

Nuestra tienda está activa y procesando ordenes, Para mayores dudas puede comunicarse al whatsapp 2228830904. Ignorar